Adolescentes y Jóvenes

Psicología en Xàtiva para adolescentes y sus padres

adolescente3

Las relaciones entre padres y adolescentes son difíciles de abordar, todo el mundo está de acuerdo en esto. A veces, los padres con niños pequeños bromean sobre el miedo a que vengan los años de la adolescencia, pero el hecho es que una vez están aquí y ahora, las bromas cesan para dar paso a la verdadera dificultad de las complicadas relaciones con los hijos adolescentes que tienen que afrontar. La crianza de los adolescentes es una tarea monumental, exige mucha paciencia, pero la recompensa es enorme y si se hace bien, merece la pena.

El cerebro adolescente se desarrolla y va madurando hasta completarse, ya bien pasados los 20 años. Es una fase del desarrollo crucial en que se producen importantes adaptaciones en el sistema nervioso, que pueden suceder de forma convulsa si el entorno no proporciona seguridad en el apego.

Estas circunstancias favorecen que la mayoría de los trastornos de salud mental aparezcan durante la adolescencia. La detección precoz de alteraciones emocionales, conductuales y de relación social en esta etapa crítica de cambios, es fundamental para la prevención de problemas emocionales y de conducta, favoreciendo el desarrollo de una personalidad flexible y adaptativa.

Orientación psicológica para padres de adolescentes

En la adolescencia, pese a los cambios y deseos de independencia, el papel de los padres sigue siendo muy importante. El mayor factor de protección relacionado con la familia, es proporcionar una base segura de cariño, conexión, apoyo y pertenencia. Pero es esencial el establecimiento de límites y normas de familia. El permisivismo, la sobreprotección y el desinterés están claramente relacionados con el comportamiento antisocial, uso de sustancias y conductas sexuales de riesgo.

Las relaciones cercanas con los padres son un factor de protección contra la mayoría de problemas de adolescentes. Parte de esta relación protectora es la función de «base segura» que los padres siguen desempeñando en los años de la adolescencia, en particular las madres (Markiewicz et al., 2006). En la investigación empírica se han descrito cinco elementos clave que ayudan a desarrollar un apego seguro entre padre-madre y adolescente (Schofield y Beek, 2009):

  • Disponibilidad – ayudar a los jóvenes a confiar en que estamos ahí; nos preocupan, son importantes;
  • Sensibilidad – ayudar a los jóvenes a expresar emociones, escuchando sus sentimientos y siendo consciente de lo que motiva su comportamiento, y que puedan darse cuenta de que no somos su enemigo;
  • Aceptación – construir la autoestima del joven con validación incondicional de la persona;
  • Cooperación – ayudar a los jóvenes a sentir que son útiles, habilidosos y efectivos; 
  • Pertenencia familiar – ayudar a los jóvenes a pertenecer, a notar que importan y que contamos con ellos.

Terapia para adolescentes y sus padres

Muchos padres pueden albergar serias dudas acerca de buscar ayuda profesional. Habitualmente piensan que han intentado de todo para ayudar a su hijo adolescente en vano. Cuando las familias llegan al punto de solicitar ayuda profesional, los padres suelen sentirse frustrados, cansados e impotentes.

Algunos esperan que el terapeuta «arregle» los problemas del joven adolescente y quieren para ellos un tratamiento individual. Otros padres temen que se les culpe de los problemas de su hijo adolescente y son reticentes a asistir. Pero la terapia familiar conjunta y parental con adolescentes es esencial.

Realizar una terapia familiar con adolescentes tiene muchas ventajas. La más importante es que muchos adolescentes con problemas sienten no pueden recurrir a sus padres en busca de apoyo y atención. Esto puede deberse a disfunciones en la seguridad del apego en el pasado o a que la interacción con los padres contribuye a su angustia. Esto agrava aún más los problemas de salud mental y el aislamiento.

Por el contrario, cuando los adolescentes perciben a sus padres como cuidadores, protectores y garantes de la autonomía, se sienten más seguros de que serán receptivos y estarán disponibles. Esta base segura amortigua los factores de estrés que contribuyen a los problemas de salud mental y hace que los adolescentes se sientan dignos de ser amados. La terapia familiar es especialmente relevante, ya que el contexto familiar es ineludible.

adolescente y su padre

Cómo trabaja el psicólogo en Xàtiva para adolescentes y sus padres

En mi consulta de Xàtiva, aplico de forma flexible un tratamiento eficaz que aborda estos problemas de relación: la Terapia Familiar Basada en el Apego (TFBA; Diamond, Diamond y Levy, 2014). La TFBA es una terapia estructurada basada en la confianza, centrada en las emociones y respaldada empíricamente que tiene como objetivo reparar las rupturas interpersonales y reconstruir relaciones seguras y emocionalmente protectoras entre padres, madres e hijos.

La TFBA está diseñada para mejorar la capacidad de la familia para la regulación del afecto, la comprensión de lo que es importante y la resolución de problemas. La TFBA fue creada para mantener a los padres comprometidos en la ayuda a su hijo adolescente. La terapia se desarrolla en torno a cinco tareas terapéuticas bien definidas:

Reencuadre Relacional

(Tarea I; una sesión) ayuda a que la familia pase de centrarse en los síntomas y conducta disruptiva del adolescente a centrarse en la mejora de la relación entre los padres y el adolescente. Para conseguirlo, el terapeuta trabaja en reanimar el deseo de protección y apoyo del adolescente, así como el anhelo de los padres por el amor y la conexión con su hijo.

Alianza con el adolescente

(Tarea II; de dos a cuatro sesiones). El objetivo de esta fase es ayudar al adolescente a identificar y articular sus experiencias percibidas de los errores en la seguridad del apego de los padres y prepararle para discutir estas injusticias que siente en las sesiones familiares posteriores.

Alianza con los padres

(Tarea III; de dos a cuatro sesiones) consiste en sesiones con los padres. El terapeuta ayuda a los padres a considerar cómo sus propias vivencias, historia emocional, y el legado generacional de las rupturas del apego han afectado a su propio desarrollo. Como resultado, los padres generan una mayor empatía con las experiencias de sus hijos adolescentes. Con esta percepción, se sienten más motivados para aprender nuevas habilidades de expresión emocional, conexión y crianza.

Reparación del Apego

(Tarea IV; de una a cuatro sesiones), el terapeuta reúne al adolescente con los padres para discutir cómo los autoengaños y malentendidos han dañado la confianza. Aunque estas conversaciones pueden no abordar o resolver todos los problemas interpersonales, en este diálogo ha de ser fundamental el respeto mutuo, y a menudo resulta emocionalmente profundo.

Se estimula una experiencia de apego correctiva tanto para los padres como para el adolescente. Esta experiencia podrá poner en marcha un sentido renovado de confianza y compromiso en el que los padres se conviertan en un recurso y una base segura para el adolescente.

Generalización y promoción de la autonomía

(Tarea V; de una a 10 sesiones) se centra entonces en ayudar a los padres a apoyar la exploración de las competencias, habilidades y la autonomía del adolescente. Los adolescentes comienzan a buscar el apoyo, el consejo y el estímulo de sus padres mientras exploran nuevas oportunidades y gestionan los factores de estrés de su vida.

La crianza de los adolescentes es muy difícil, y puede ser increíblemente complicado para los padres saber cómo implicarse en la terapia de sus hijos adolescentes de la manera adecuada. En última instancia, hay que recordar a su hijo adolescente que su amor y apoyo son incondicionales, confiar en el terapeuta y hacer las tareas que prescriba de forma constante, será lo más útil para favorecer un proceso terapéutico eficaz.

Referencias

Diamond, G. S., Diamond, G. M., y Levy, S. A. (2014). Attachment-based family therapy for depressed adolescents. American Psychological Association.

Markiewicz, D., Lawford, H., Doyle, A., y Haggart, N. (2006). Developmental differences in adolescents’ and young adults’ use of mothers, fathers, best friends and romantic partners to fulfil attachment needs. Journal of Youth and Adolescence, 35(1), 127-140.

Schofield, G., y Beek, M. (2009). Growing up in foster care: Providing a secure base through adolescence. Child & Family Social Work, 14, 255-266.

Lecturas Recomendadas

Faber, A. y Mazlish, E. (2006). Cómo hablar para que los adolescentes le escuchen y cómo escuchar para que los adolescentes le hablen. Ed. Medici

Perry, Phillippa (2019). El libro que ojalá tus padres hubieran leído: (y que a tus hijos les encantará que leas). Zenith

Tsabary, S. (2015). Padres conscientes: educar para crecer. B DE BOOKS.

ataques de panico

Mindfulness para los ataques de pánico

Los ataques de pánico se caracterizan por una oleada de ansiedad intensa y repentina, que se siente como aterradora. Pueden …

orden y simetría en el trastorno obsesivo compulsivo

Mindfulness para el Trastorno Obsesivo Compulsivo

“Cuando mi mente da órdenes a mi cuerpo de que haga alguna cosa, el cuerpo obedece de modo que no llego a distinguir la …

mindfulness en terapia de pareja

Mindfulness en terapia de pareja

A medida que la vida se hace cada vez más atareada y complicada, es fácil perder la atención y el interés que sentías …