Blog de Psicología y Mindfulness

Información, recursos y reflexiones para tu bienestar

pareja en que el hombre tiene celos

Celos retrospectivos, cuando el pasado de la pareja te preocupa

Celos “normales” vs celos retrospectivos

Todos sabemos cómo son los celos “usuales” en una relación, tanto si son patológicos o no. El tipo que exige a su novia que le mande mensajes cada hora cuando sale de noche, la esposa que explora el móvil de su marido, o que investiga constantemente detalles de dónde ha estado, con quién, etc.

Estos son dos ejemplos extremos, pero el motivo de celos es un miedo, bastante directo, a perder a la persona que ama porque el otro podría desear a otra persona más “atractiva”.  Aunque este miedo suele ser totalmente infundado e irracional, está basado en la realidad, en el sentido de que la pareja podría, teóricamente, enamorarse de ese nuevo guapo compañero de trabajo o tener una aventura con una chica al azar que ha conocido en una app de contactos.

Por otro lado, a diferencia del miedo a una infidelidad presente, los celos retrospectivos son una condición en la que la persona se siente celosa, enfadada y molesta al pensar en las personas con las que su pareja ha tenido relaciones afectivas o sexuales en el pasado.

La “amenaza” que suponen estos ex-amantes suele ser inexistente, ya que las personas en cuestión hace tiempo que han desaparecido de su vida, pero esta clase de celos es especialmente proclive a tomar un formato obsesivo. La persona puede sentir que no puede dejar de pensar en una relación o experiencia sexual en particular, durante meses o incluso años.

¿Cómo se sienten los celos retrospectivos?

A pesar de que los celos usuales se centran en el presente y los celos retrospectivos se centran en el pasado, sus síntomas son similares. Ambas formas de celos causan sentimientos de rabia, miedo, inferioridad y paranoia. Ambos pueden hacer que se hagan cosas absurdas como husmear en el móvil de la pareja o someterle durante horas a un interrogatorio. Ambos pueden arrasar una relación y convertirla en un infierno.

Además, ambas formas de celos pueden necesitar un tratamiento complejo. Pero los celos retrospectivos pueden ser algo más difíciles de abordar porque hay una obsesión con el pasado más que con el presente. Es este mismo hecho -que la persona sabe perfectamente lo irracional que es rumiar obsesivamente sobre hechos del pasado- lo que hace que sea difícil de eliminar.

A nivel cognitivo, la persona que sufre de celos retrospectivos sabe que todo está en el pasado y, por lo tanto, es absurdo preocuparse, pero emocionalmente se siente incapaz de quitarse de encima la sensación de que hay algo “incorrecto, malo” en el pasado de su pareja. Esto provoca un círculo vicioso en el que cuanto más piensa, más se obsesiona.

Desafortunadamente, decirle cosas como “supéralo, relativiza” o “el pasado es como es”, significan poco o nada para quien tiene que vérselas con celos retrospectivos. No es tan sencillo. Si todo lo que tenía que hacer era pensar “Vale, no voy a pensar más en esto. sigue adelante”, no habría problema, ya lo hubiera olvidado.

¿Cómo superar con los celos retrospectivos?

Lo primero que hay que destacar es que es virtualmente imposible librarse de los celos retrospectivos simplemente cambiando de forma de pensar.  Un tratamiento puramente cognitivo es probable que fracase o que tenga sólo efectos transitorios. No puedes resolver un problema de pensamiento sólo con el pensamiento mismo, y luchar contra pensamientos e imágenes es una batalla perdida antes de empezar.

Si estoy preocupado porque mi pareja me habló una vez de una época loca de su vida en que se acostó con ocho hombres en un mes, no va a ser muy útil tratar de no pensar en ello o quitarle importancia, sino que habrá que explorar el significado profundo y el impacto del miedo en mi propio sistema de creencias, la influencia de mi historia personal, mi estilo de apego adulto e inseguridades, autocrítica y otras variables que el clínico que te ayude ha de explorar con pericia.

En los celos sobre el pasado de la pareja, lo que se necesita es una nueva comprensión de la forma en que piensas sobre ti mismo, y cómo se  ha activado tu sistema de amenaza respecto a hechos que están atrás en el tiempo,  ya que ahí va a estar la verdadera raíz del problema. Hemos de ir al núcleo del miedo, y este es un viaje arriesgado pero que vale la pena.

Por lo tanto, será necesaria gran cantidad de trabajo para reforzar la confianza en uno mismo y disminuir el temor de que tu pareja pueda encontrar a alguien “mejor que tú”.  En el fondo, los celos retrospectivos siguen siendo un miedo a perder a la pareja en el presente y no en el pasado. Hay que trabajar en los aspectos que no te gustan de ti mismo, el miedo de que a tu pareja tampoco le gusten y hacer un proceso de aceptación, autoconocimiento y comunicación honesta. Para esto va a ser útil enseñarte un enfoque de mindfulness interpersonal y de sintonía compasiva intra-personal.

El trabajo conjunto con la pareja también va a ser esencial.  A menudo, hay un aspecto de juicio moral negativo. Puedes estar albergando una crítica muy severa a tu pareja. Lo que mantiene vivos los celos en la mente es el sentimiento de que tu pareja hizo algo que no debería haber hecho nunca. Trabajar en la confianza en ti mismo y soltar el juicio moral ayuda a que los sentimientos de celos retrospectivos se empiecen a desvanecer.

Los comentarios a esta entrada están cerrados.